Compartir:

El cabello y el daño por el sol.

Las vacaciones siempre son una excelente oportunidad para dedicarle más tiempo a nuestra rutina de entrenamiento, pero no hay que olvidar que durante ésta época el sol se encuentra en su mayor esplendor, y que aparte de que puede ocasionarnos daños en la piel, también  nuestro cabello puede ser victima del sol, causando maltrato desde la raíz hasta la punta difícil de revertirse, puesto que la fibra capilar no tiene capacidad para regenerarse.

Daño en el cabello por el sol

El cabello crece más rápidamente en verano que en invierno y más lentamente durante la noche que durante el día. El cabello merece el mismo cuidado que la piel en nuestro cuerpo, las consecuencias de no cuidarlo puede traer daños como envejecimiento prematuro, resequedad, decoloración, perdida de brillo, pérdida de humedad, elasticidad, suavidad y resistencia entre muchas más.

La primera recomendación, y la más fácil es usar una gorra o pañoleta, que además de que nos ayuda a detener el sudor, nos cubre de los rayos ultravioleta los cuales están llegando más directos que nunca a la tierra.

Evita correr a las horas en las que el sol daña más, esto significa guardarnos aproximadamente a medio día; pero esto puede variar de persona a persona, ya que hay a quienes les encanta entrenar bajo el rayo del sol.

Aparte de la radiación solar, otro factor importante que altera la constitución de tu cabello es la contaminación, que combinado con el calor es una mezcla peligrosa.

como contrarrestar los daños del sol a mi cabello

Actualmente existen en el mercado diversos productos como shampoos, acondicionadores y aceites que nos ayudan a contrarrestar los efectos del sol en el folículo piloso, evitan el quiebre, aportan vitaminas para un mayor aguante bajo el sol y humectan el cuero cabelludo.

Cuídemos nuestro cabello y despuntémoslo una vez al mes para mantenerlo saludable.

¿Qué técnicas utilizas tú para evitar que la radiación solar dañe tu cabello?

Síguenos también en @cronosportmx

This entry was posted in Nutrición y Salud and tagged , , . Bookmark the permalink.

Comments are closed.