Compartir:

Como respirar bien mientras corres

Te sientes sin aliento después de haber corrido fuertemente por unos cuantos minutos? Respirar correctamente mientras corres es muy importante para conseguir el beneficio máximo a la hora de hacer actividad física. De hecho, “Cómo respirar bien al correr” es uno de los tópicos más buscados y una pregunta hecha a los profesionales muy a menudo. Si no respiramos correctamente mientras corremos, alcanzamos una etapa en la que nos sentimos faltos de alientos, o sea, tocamos nuestro umbral anaeróbico muy pronto después de haber empezado a correr. Lo que sucede aquí es que terminamos usando más oxígeno para el ejercicio que el que nuestro cuerpo recolecta mediante la respiración.

Aprender una buena técnica de respiración te convertirá en un corredor más eficiente, mejorará tu resistencia y convertirá también el ejercicio en algo más divertido y relajante. Revisa los puntos que trataremos más adelante y síguelos al pie de la letra para desarrollar un mejor proceso de respiración mientras corres. En caso de que te sientas sin aliento, incluso días después de haber empezado con el proceso, probablemente estás corriendo muy rápido, tienes alergia al polen, asma o cualquier otro tipo de complicaciones. Es indispensable entonces visitar a un doctor lo más pronto posible.

Alergia al polen

Tips para respirar correctamente mientras corres.

Respira como lo harías normalmente estando de pie. Inhala a través de tu nariz y exhala mediante tu boca. Esto te ayudará a respirar profundamente y relajar tus músculos a la vez. Si respiras a través de tu boca, lo más seguro es que tu aliento se acabe pronto.

1.- Puedes elegir un pie para comenzar el ciclo de inhalación y exhalación, por ejemplo, el pie derecho e izquierdo respectivamente. Cuando tu pie derecho toca el piso, inhala y cuando tu pie izquierdo haga lo mismo, exhala. Podrá resultar un poco difícil al principio, pero te acostumbrarás rápido y se volverá más fácil.

2.- Tu respiración debe ser profunda al inicio. Para los principiantes, toma un respiro desde el estómago. Esto ayudará a reducir el dolor de caballo.

3.- Puedes incluir un patrón rítmico, si así lo deseas. Da 2 pasos para inhalar y otros 2 para exhalar. Si corres muy lento, el número se puede incrementar y viceversa si corres muy rápido.

4.- Mientras corres, tu mandíbula debe estar relajada y tu boca debe de abrirse un poco. Te ayudará a respirar más fácil y de una mejor manera.

5.- Corre en un entorno tranquilo y verde. Correr en una calle o avenida no te ayudará a seguir el patrón de respiración.

6.- Si eres principiante, comienza con una rutina de correr-caminar. Puedes empezar con unos cuantos minutos de trote y luego caminar otros. Incrementa el tiempo de correr y reduce el de caminar gradualmente.

This entry was posted in Tips de Entrenamiento. Bookmark the permalink.

Comments are closed.