Compartir:

Cross-training o Yoga, beneficios físicos y mentales para correr

El Cross-training  y el ejercicio al aire libre pueden hacer maravillas para tu cuerpo y mente. Es muy bueno darle nuevos desafíos a tu cuerpo de una manera innovadora. La fuerza que adquieres a través de la práctica de escala, ciclismo, nado o correr en colinas, es única.

En este punto, tocaremos el Cross-Training, una actividad para añadir totalmente recomendada a la par de tu rutina normal.  De hecho, la mejor parte de entrenar afuera, además de la pura diversión de hacerlo, es la ayuda que te facilita para realizar otro tipo de actividades de fuerza como el Yoga. La fuerza adquirida por hacer bicicleta, nadar o escalar te permite avanzar rápidamente a esas etapas de “es muy avanzado para mi” que has estado evitando por algún tiempo.

Tomemos el ejemplo de Nicole Nakoneshny, un consultor de inversiones de 34 años que  vive en Toronto. Lo pueden encontrar normalmente haciendo ciclismo o corriendo alrededor del lago Ontario cerca de su casa. Cuando sus pies tocan el pavimento, su mente se dispara. “Debido a que  correr es una actividad muy repetitiva, yo la tomó como algo para meditar. Al final de la primera milla, ya estoy en sintonía. Me sirve mucho para encontrar soluciones de problemas que estoy teniendo en el momento. Me acuerdo una vez que cuando constantemente estaba buscando alguna forma de conseguir donaciones para una organización de caridad y no encontraba nada. Un día, mientras corría, tuve un momento de claridad mental y una estrategia emergió dentro de mi mente lo cual resultó en un plan muy exitoso.” dice Nicole.

La respiración es una herramienta clave para la relajación. Realizar la respiración “ujjayi” desde tu diafragma te ayudará a entrar en un estado semi-meditador. Lentamente contrae tu garganta, creando una pequeña  resistencia al flujo de aire y produciendo un sonido relajante cuando inhalas y exhalas. Algunos lo comparan con el sonido del “océano” que escuchas en una concha vacía, otros lo llaman la respiración de “Darth Vader”. De una u otra forma, el chiste es tomar una respiración profunda y comenzar a moverse.

El yoga también ayuda mucho a tu entrenamiento. Para muchos,  correr es como una extensión de la clase de Yoga. A través de una respiración profunda y una tranquilidad mental que aprendes a ejecutar en las clases, puedes adentrarte en el estado de meditación cuando corres.

Pero el efecto también funciona en la otra dirección. La resistencia adquirida al correr es un punto clave si tomas clases de Yoga a la par. Cuando necesitas tomar una posición difícil por un largo período, te resulta más fácil aguantar. El correr fortalece tus piernas, lo cual te permite adoptar distintos tipos de posiciones.

This entry was posted in Tips de Entrenamiento. Bookmark the permalink.

Comments are closed.