Compartir:

La importancia de la Hidratación

Estamos en épocas de mucho calor, así que no hay excusas para que salgas y hagas un poco de ejercicio. El ejercicio al aire libre le pone la cuota de diversión al ejercicio, pero a la vez requiere más atención en cuanto a la hidratación.

Cuando el clima es cálido, tu cuerpo suda más para ayudarte a enfriarte. Y dependiendo de la temperatura, humedad y la naturaleza de tu actividad, probablemente no sepas cuanto estás transpirando.

No confíes en la sed para saber cuánta agua necesitas tomar. Para mantener los músculos trabajando y evitar la fatiga, es extremadamente importante tomar muchos líquidos antes, durante y después de la actividad.

Hidrátate antes, durante y después.

Una buena opción para prepararse antes de salir a hacer ejercicio, ya sea caminar, correr, andar e bicicleta o tenis, es tomar 2 tazas de agua 2 horas antes de la actividad. Eso te asegurará estar bien hidratado antes de salir a ejercitarte.

Luego durante la actividad, intenta tomar de 4 a 6 onzas cada 15 o 20 minutos para mantener tus músculos bien hidratados. Si estás planeando una caminata de 1 hora o trabajo de gimnasio, llena una botella con alrededor de 2 tazas de agua y llévala contigo.

Por último, bebe agua después de que hayas terminado tu ejercicio. Esto ayudará a compensar los líquidos perdidos durante el ejercicio.

Qué Líquidos son los mejores?

Para ejercicios al aire libre, los líquidos embotellados tradicionales son los mejores. Si tu actividad dura 1 hora o más, el jugo de fruta diluido con agua o alguna bebida energética te aportará carbohidratos para la energía y minerales para reemplazar los electrolitos perdidos (sodio, potasio, magnesio) en el sudor.

Bebidas energéticas como Gatorade, Powerade y todas las demás te pueden dar un extra de energía durante tu actividad. Están diseñados para reemplazar rápidamente los fluidos e incrementar el azúcar (glucosa) circulando en tu sangre. Lee la etiqueta para saber cuál es la que mejor se adapta a tus capacidades. Lo ideal es que te aporte 14 gramos de carbohidratos, 28 mg de potasio y 100mg de sodio por octava de onza servida. Los carbohidratos que vienen de la bebida deben de venir de la glucosa o fructosa.

La mayoría de las bebidas deportivas están bien diluidas y contienen relativamente pocas calorías. Si el sabor de la bebida energética te ayuda a tomártela y mantenerte hidratado, entonces disfrútala. Si te preocupan las calorías demás, intenta diluir tu bebida energética con agua o colócala en un cooler con hielo.

Que pasa con el agua de ejercicio y de diseño?

El “agua de ejercicio” como Propel, están ligeramente saborizadas y poseen vitaminas y minerales extras. Los nutrientes adicionales están diseñados para ayudar una dieta balanceada, no para reemplazar pérdidas por el ejercicio. El “agua de ejercicio” recae por así decirlo, entre la bebida energética y el agua normal. Contiene menos calorías y electrolitos que la bebida energética pero ofrece más sabor que el agua normal. La decisión es de uno, si te ayudan a mantenerte hidratado, adelante.

El agua embotellada se ha catapultado a lo más alto en la industria de los líquidos, con una venta de $8.3 billones de dólares en el 2003. Uno de los crecimientos más rápidos en la industria del “agua de diseño”.

Más allá de la Hidratación.

Los fluidos son vitales para ayudar que tus músculos funciones durante la actividad, pero también lo es el azúcar de tu sangre. Necesitas comer una comida ligera o un snack de al menos 100 calorías al menos 1 hora antes de tu ejercicio. Los nutrientes del snack te ayudarán a tener una mejor actuación y a evitar que el hambre se interponga con tu actividad.

Los mejores snacks combinan carbohidratos sanos, proteínas y una pequeña porción de grasa. Frutas, yogurt, nueces y barras de granola son todos muy buenos ejemplos.

Estamos en épocas de mucho calor, así que no hay excusas para que salgas y hagas un poco de ejercicio. El ejercicio al aire libre le pone la cuota de diversión al ejercicio, pero a la vez requiere más atención en cuanto a la hidratación. 

Cuando el clima es cálido, tu cuerpo suda más para ayudarte a enfriarte. Y dependiendo de la temperatura, humedad y la naturaleza de tu actividad, probablemente no sepas cuanto estás transpirando.

No confíes en la sed para saber cuánta agua necesitas tomar. Para mantener los músculos trabajando y evitar la fatiga, es extremadamente importante tomar muchos líquidos antes, durante y después de la actividad.

Hidrátate antes, durante y después.

Una buena opción para prepararse antes de salir a hacer ejercicio, ya sea caminar, correr, andar e bicicleta o tenis, es tomar 2 tazas de agua 2 horas antes de la actividad. Eso te asegurará estar bien hidratado antes de salir a ejercitarte.

Luego durante la actividad, intenta tomar de 4 a 6 onzas cada 15 o 20 minutos para mantener tus músculos bien hidratados. Si estás planeando una caminata de 1 hora o trabajo de gimnasio, llena una botella con alrededor de 2 tazas de agua y llévala contigo.

Por último, bebe agua después de que hayas terminado tu ejercicio. Esto ayudará a compensar los líquidos perdidos durante el ejercicio.

Qué Líquidos son los mejores?

Para ejercicios al aire libre, los líquidos embotellados tradicionales son los mejores. Si tu actividad dura 1 hora o más, el jugo de fruta diluido con agua o alguna bebida energética te aportará carbohidratos para la energía y minerales para reemplazar los electrolitos perdidos (sodio, potasio, magnesio) en el sudor.

Bebidas energéticas como Gatorade, Powerade y todas las demás te pueden dar un extra de energía durante tu actividad. Están diseñados para reemplazar rápidamente los fluidos e incrementar el azúcar (glucosa) circulando en tu sangre. Lee la etiqueta para saber cuál es la que mejor se adapta a tus capacidades. Lo ideal es que te aporte 14 gramos de carbohidratos, 28 mg de potasio y 100mg de sodio por octava de onza servida. Los carbohidratos que vienen de la bebida deben de venir de la glucosa o fructosa.

La mayoría de las bebidas deportivas están bien diluidas y contienen relativamente pocas calorías. Si el sabor de la bebida energética te ayuda a tomártela y mantenerte hidratado, entonces disfrútala. Si te preocupan las calorías demás, intenta diluir tu bebida energética con agua o colócala en un cooler con hielo.

Que pasa con el agua de ejercicio y de diseño?

El “agua de ejercicio” como Propel, están ligeramente saborizadas y poseen vitaminas y minerales extras. Los nutrientes adicionales están diseñados para ayudar una dieta balanceada, no para reemplazar pérdidas por el ejercicio. El “agua de ejercicio” recae por así decirlo, entre la bebida energética y el agua normal. Contiene menos calorías y electrolitos que la bebida energética pero ofrece más sabor que el agua normal. La decisión es de uno, si te ayudan a mantenerte hidratado, adelante.

El agua embotellada se ha catapultado a lo más alto en la industria de los líquidos, con una venta de $8.3 billones de dólares en el 2003. Uno de los crecimientos más rápidos en la industria del “agua de diseño”.

Más allá de la Hidratación.

Los fluidos son vitales para ayudar que tus músculos funciones durante la actividad, pero también lo es el azúcar de tu sangre. Necesitas comer una comida ligera o un snack de al menos 100 calorías al menos 1 hora antes de tu ejercicio. Los nutrientes del snack te ayudarán a tener una mejor actuación y a evitar que el hambre se interponga con tu actividad.

Los mejores snacks combinan carbohidratos sanos, proteínas y una pequeña porción de grasa. Frutas, yogurt, nueces y barras de granola son todos muy buenos ejemplos.

This entry was posted in Nutrición y Salud. Bookmark the permalink.

Comments are closed.